Posts Tagged ‘Salvador Trinxet’

El Escritor Salvador Trinxet nos habla de como gestionar el tiempo para mejorar nuestra calidad de vida

miércoles, diciembre 21st, 2011

Gestionar el tiempo para mejorar nuestra calidad de vida

 

¿Cómo un empresario puede manejar su tiempo sin sacrificar su vida personal?

 

Salvador Trinxet Llorca – Blog Sage Experience.  Saber organizar el tiempo no es otra cosa que establecer prioridades sobre las tareas que se tienen pendientes, atacando las improrrogables y dejando para mejor momento las que pueden esperar. Por tanto, nada mejor que llevar una agenda bien ordenada con las prioridades identificadas y los objetivos perfectamente detallados. Todo esto exige planificarse bien, y para ello lo primero es obtener toda la información sobre lo que hay que hacer, lo que está pendiente, cuántas reuniones hay que preparar y con qué objetivo, etc. Lo esencial es diferenciar lo importante de lo urgente con una visión global, de tal manera que las grandes tareas sean a las que haya que dedicar más esfuerzo procurando delegar el resto si se cuenta con un equipo de confianza.

 

¿Cuál es el riesgo de no ser emprendedor?

 

Salvador Trinxet – El riesgo de dejar de ser emprendedor es convertirnos en esclavos de la rutina; es como renunciar voluntariamente a crecer; desertar oportunidades y desistir ante el hecho de crear una empresa a través de nuestras ideas y nuestro ingenio por llevarlas a cabo.

 

¿Qué es calidad de vida y que ámbitos se desenvuelven en ella?

 

Salvador Trinxet – Santiago Guerrero, certificado como Coach Ontológico Profesional nos dice que la calidad de vida es  un juicio positivo que la persona hace de la experiencia, a partir del bienestar, felicidad y satisfacción que ésta percibe y “siente”. Trabajo, pareja, amigos, formación, familia, recreación, deporte, formación y espiritualidad deben estar en equilibrio para lograr internamente la satisfacción de hacer lo que deseamos sin restarnos placidez y tranquilidad por ignorar otros elementos. Como dice Stephen Covey en su libro “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, será entonces importante “afilar el hacha” para poder sostener nuestra efectividad en los diversos ámbitos en los que estoy involucrado y comprometido.

 

¿Cómo lograr nivelar trabajo y familia?

 

Salvador Trinxet – Los horarios exhaustivos de trabajo, la tensión continua por ganar más éxito y dinero, la competencia feroz, ir a la vanguardia ante las tendencias, no delegar y si se delega estar consistentemente en revisión de las asignaciones son muchas de las tensiones por las que pasa el empresario; es necesario optar por una mejor calidad de vida que les permita recuperar el tiempo dedicado a su familia, a actividades creativas, o al simple disfrute de la naturaleza, aunque ello conlleve reducir el ritmo profesional. Claro es posible equilibrar las obligaciones profesionales con la familia dando a cada decisión de tiempo su valor. Necesitamos ser responsables con la organización a la que servimos, es imperante no dormirnos en el camino ignorando posibles oportunidades de negocio, menguando la calidad ofrecida y depreciándonos en el mercado; he allí la importancia de elegir un equipo de trabajo capacitado donde se den las instrucciones parciales, algunos consejos, y habilidad para tomar decisiones inteligentes. Delegar y disfrutar de esos márgenes de tiempo es la clave.

 

 

 

 

 

¿Algunas estrategias para balancear la familia y el trabajo?

 

Salvador Trinxet – Programar citas cerca de la oficina para almorzar con tu familia, tomar quizás más horas al día y dejar el viernes libre para cualquier actividad en casa que involucre a todos los miembros (cocinar un plato, ver una película o simplemente conversar), organizar programas agradables los fines de semana, sin incluir en estos días reuniones con socios, colaboradores, etc.; asumir que son los días para compartir y acompañarte de la familia, comparta tiempo de alta calidad, comuníquese con su familia durante la cena, mantenga contacto físico, sea lo más eficiente que pueda durante las horas en el trabajo y evite llevar “asuntos pendientes” o trabajo no concluido a la casa.